Los 25 mejores discos nacionales de 2016

8 Dic

buenadiscos
Voy a quitarle las telarañas a este espacio para rendir un homenaje a este 2016 que tan buenos trabajos nos ha dejado. Más que discos de bandera (que ha habido muchos), este año se ha caracterizado por brindar grandísimos descubrimientos. Hablo por mi, claro, por quién iba a ser sino? Esto es indiecados, a día de hoy un blog con poca identidad así que, para los que acabáis de aterrizar, me llamo Màrius y estos han sido mis discos nacionales favoritos.

25. Triángulo de Amor Bizarro/ Salve Discordia
24. Sr. Chinarro/ El Progreso
23. Enric Verdaguer/ Moonstruck
22. Böira/ Si de la Runa Naixés
21. Terrier/ La Plaga

20. Pribiz/ Carousel:carousel
Tras esperar con ganas su vuelta, Pribiz han regresado como uno podía esperar: con buenos propósitos y un buen disco en la mochila. “Carousel” es un álbum de folk ideal. Les sitúo. Anderson, alma máter, ha planteado un disco donde cada elemento suena imprescindible. Desde su voz, que constituye el pilar base de todas las canciones, pasando por una hogareña guitarra acústica, hasta la armónica y el piano, catalizadores de una épica que gira y gira en cada tema cual tiovivo de feria. Con todo, la candidez de temas como ‘Be Mine’ o ‘Winter Sun’ hacen que, una vez subes, no puedas bajar del carro. Y es que con ‘Carousel’ siempre podemos volver a gozar como cuando éramos niños.

vaine-house19. Ljubliana & The Seawolf/ Vaine House:
Es una de las bandas con mejor directo que he visto y como tal, de este álbum tenía depositada mucha confianza. Los Ljubliana son músicos jóvenes ya adultos, artistas que se nutren de una cantidad de estilos musicales que abruma. El resultado se refleja en “Vaine House”, un álbum debut enriquecido, muy bien producido y en el que hacen gala de sus mejores cualidades instrumentales. Con todo, tiene un punto místico que me hace entrar rápidamente en su esfera musical. El tema homónimo cierra el disco con una clase a la altura de un grupo que nunca ha traicionado sus raíces. Por eso, como era de esperar, no han fallado. Atiendan, no son de Eslovenia, son de Viladecans y son artistas de la a a la ese.

los-nastys18. Los Nastys/ Noche de Fantasmas con Los Nastys:
Me han entrado ganas de birra. Me pasa cuando escucho a The Saurs, a Mujeres, Aliment y demás grupos de garage rock, me asalta un “clic” que me incita a acudir a antros castigados por la dejadez. Con Los Nastys y su nuevo disco, ocurre desde hace tiempo. Me transmite un buenrollismo y una jarana cual baile de boda sin corbata. Eso, entre otras cosas, es porque llevan la música en la sangre y lo exteriorizan como nadie en “Noche de Fantasmas con Los Nastys”. Tenemos una ‘Olrait’ que hasta me suena clásica. Luego, una ‘Never digas never’ irreverente que hace mis putas delicias. Que son las dos y estoy más entretenido que una fantasma aprendiendo a atacar a sus víctimas. No les temáis, que no muerden.

casa17. Casa das Feras/ Calloway Circus:
Si hay que ir a presenciar un espectáculo, se va predispuesto a pasarlo bien. Es entonces cuando puedes llevarte una de las mejores sorpresas, como la del primer disco de Ana y David, es decir, “Calloway Circus” de Casa das Feras. Su temática desprende un rollo circense que por supuesto es coherente con lo que aguardan las lonas. La dupla nos lo revela a base de un banjo inconfundible y super estético. También a través de vientos fantasmagóricos y de una voz limpia, poderosa y que derrocha personalidad. Pueden pasarse por la caseta encantada (o casino) y visitar ‘Red Spots’, es puro misterio; ‘The Lighthouse’, folklore en esencia. En fin, el show duraba nueve números y llevo mandándolos repetir desde enero. Aquí sigo, en primera fila.

iseo16. Iseo/ Last Night:
Era cuestión de tiempo. Recuerdo esas noches en el Fizz donde Pompaela ya bordaba canciones con una elegancia inaudita. No sé cuando fue la última noche que la vi, pero sabía que su debut, en este caso “Last Night”, iba a ser un gran disco. Y en efecto. La voz de Leire toma más elegancia si cabe en un álbum que se pierde en armonías de todo tipo, ritmos melosos y guitarras acústicas que sientan muy bien al cuerpo. Así pues, la última noche resultó eterna, y menos mal. El tiempo puede detenerse en siete canciones.

pizza-valentine15. Fuckaine/ Pizza Valentaine:
Con Fuckaine me he llevado una buena facepalm. De esas que no ves venir. El sucesor de “Totally Contagious” no lo tenía fácil, así que a contra pronóstico de lo que yo al menos podía esperar, Fran, Tábata y la trupe se han marcado un álbum que ha desechado toda guitarra pero en el que no han perdido ni una pizca de identidad. Esta vez, los ingredientes de “Pizza Valentine” son una amplia amalgama de sintetizadores. Colorines, amigos. Gincanas con los protas de horas de aventuras. En él hay espacio para los ambientes abstractos, para los pelotazos, pero también para el pop de calidad. ‘Whistle’ tiene un gancho de mandíbula; ‘Ode to Repetition’ es la bso perfecta con la que salir a cazar búhos. Como véis, el disco ya me ha pegado en la cabeza. Buena señal.

joan-queralt14. Joan Queralt/ Welcome Home:
A mi perdonadme, pero un tío que se marca una versión rompedora de ‘Disarm’ de los Smashing Pumpkins no puede hacer otra cosa que gustarme. Aún así, que no sirva de precedente, porque Joan Queralt, además, ha confeccionado un álbum que respira country por todos los costados. “Welcome Home” es un álbum debut que a ratos acaricia el folk más sentido y acústico de esta ciudad, Barcelona. ‘Kings of California’ me viene como guante en mano como ejemplo. Es un tema de cristal. ‘Reflections’ tiene un trasfondo melancólico que llega allá donde estés. Ahora reflexiono y pienso, joder, qué buenos recuerdos me ha traído este disco y este artista. Lo vimos como en casa y nunca me cansaré de darle la bienvenida. Gràcies.

cveec-313. Cómo vivir en el campo/ CVEEC 3:
El encanto muchas veces se esconde detrás de lo mundano, como para lo que un campesino podría ser su día a día en el huerto. En este caso, arar la tierra o cosechar tendrían su aquel. Como lo tienen las formas de Cómo vivir en el campo, cercanos a El Niño Gusano y algunos más que salieron en los noventa. La tercera parte de CVEEC mira esa década con cierta nostalgia, aunque con buen humor. El encanto de las pequeñas cosas, decía, puede marcar la diferencia. Como la colección de realidades en ‘Club de Canciones’; simplicidad arrebatadora. Cuando abrazan los noventa con descaro es cuando más me gustan; hete aquí ‘Jud’. Incluso a ratos llegan a recordarme a Los Planetas en ‘Cricket o Croquet’. Pues qué genialidad.

viva-belgrado12. Viva Belgrado/ Ulises:
Si esto va de héroes legendarios, aquí tenemos la guerra de Troya. El post rock cordobés vuelve a erigirse como un enorme caballo de madera indestructible. Dentro, ya podéis imaginar qué hay: once feroces temas que no dan tregua. Viva Belgrado lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a ganar la batalla con su garra habitual, combinando ambientes que rozan la épica propia de un encuentro de estas características y la fortaleza que distingue al héroe vencedor. Por si no ha quedado claro, han arrasado con ‘Ulises’. Esta vez, más consolidados que nunca.

red-rooms11. Sexores/ Red Rooms:
La sensación de perderte en un túnel inmenso y helado no se ha desvanecido. El dream pop de Sexores ha vuelto a fabular en un segundo disco lleno de historias oscuras. Lo podéis descubrir en los seis cortes de “Red Rooms”; tranquilos, que no sangraréis. El caso es que esta vez, Emilia y David han vuelto a evocar sus sueños más profundos con la magia del género. Tienen temas en los que recuerdan seriamente a Beach House, escúchese ‘Daywalkers’. Otros, se dejan llevar por el tiempo y el ambiente que crea el mismo. ‘Loner’ es un low tempo irresistible. Yo me encierro en este cuart0, por rojo, oscuro y tenebroso que sea. Aquí dentro pasan cosas increíbles.

retirada10. Retirada! / Victoria | Derrota:
Si por un lado tenemos a Viva Belgrado y Böira, por otro tenemos a Retirada!, una banda emergente que también se mueve por los lares del post rock. Aunque de otra manera. “Victoria | Derrota” lo entiende de una forma menos recargada, aunque también hay que decir que esto va de dos. En concreto, de Albert y Cuervo. Recrearse con ellos es fácil. Puedes evadirte como el aire, y dejarte llevar, total es lo que somos, no? ‘Montjuic’ es más de alma pop, pero sus guitarras también invitan a perderte. Siéntanse libres de retirarse si así lo creen, pero ya les adelanto que esto acaba en victoria.

voces9. El Último Vecino/ Voces:
El segundo disco de Gerard Alegre y compañía no ha defraudado, más bien lo contrario. “Voces” es un segundo álbum continuista  que brilla por lo impoluto que es. Cada sintetizador, el tratado de las voces, la guitarra smithiana… Las canciones no pueden estar mejor empaquetadas. Por otra parte, los escenarios de amor siguen ahí. ‘La Noche Interminable’ habla alto y claro, enmarcando la melodía en lo que vendría a ser una escena perfecta. Pueden imaginársela. ‘Mi Escriba’ también adolece desde la pluma hasta el pentagrama. Un medio tiempo (más bien lento) de los que me gustan. Que corra la voz con este disco, las suyas inclusive.

mourn8. Mourn / Ha, ha, he:
Después de dos años de su debut y de su EP “Gertrudis”, Mourn han vuelto a fabricar un disco de los que gustan. En él vuelve a haber indie rock oscuro enfocado principalmente en las guitarras. Los elementos no han cambiado: siguen jugando con el estribillo instantáneo, los ritmos de infarto y combinando voces con resultados notables. ‘Brother Brother’ nos muestra a las Mourn más dóciles; ‘Irrational Friend’, las que no perdonan ni aunque te arrodilles. Desde Captured Tracks, “Ha, ha, he” puede sonar a auténtica carcajada de satisfacción, pues no es para menos. El cuarteto ha madurado, y esta no es una frase que pueda soltarse con facilidad. Chapeau.

curves7. Barbott/ Curves:
He llegado tarde con Barbott, pero he llegado. Y menos mal, porque lo que hacen estos señores es indie rock del bueno, del que se cocina con guitarras, bajo, voz, batería, y algún teclado si precisa de sal. Ya no es que cayera rendido al tema estrella de su álbum debut, “Cream”, sino que en general, “Curves” es un compendio de canciones bailables, serias y absolutamente polivalentes. ¿Quieren baladas? Llamen a la puerta de ‘Boyfriend’ o ‘Sun’. Los elementos clásicos de toda la vida, cocinados con la mano de quien no le ha hecho falta estudiarse las recetas. Péguenle un bocado y dejen para los demás.

univers6. Univers/ Límit Constant:
Evolucionar forma parte del proceso natural de todo grupo, solo que unos lo experimentan cuando toca y otros no. En este caso, Univers lo han hecho debidamente en “Límit Constant”, un álbum que puede presumir de un sonido higiénico y de lo más compacto. No hace falta ninguna prueba del algodón para verlo. Todos los temas que integran esta nueva constelación tienden a ser más sintéticos que guitarreros. Por eso, a ratos recuerdan a los mejores Pains of Being Pure at Heart, pues las guitarras se pierden en el espacio para dar paso a melodías 10, como la de ‘Bons Nois’. En este caso, la persecución de la melodía perfecta no entiende de límites, pues la encuentran en varias ocasiones.

meridiana5. Enric Montefusco/ Meridiana:
Tras el parón indefinido de Standstill, Enric Montefusco no ha tardado apenas en iniciar su aventura en solitario para dar salida a todo su afán creativo. Cuando empiezas a escuchar “Meridiana” te das cuenta de que en realidad pocas cosas han cambiado en su ser artístico. De entrada, la canción homónima ya es una genialidad, rebosa épica, poesía y un crecimiento tan natural y rematadamente honesto que por él ya ha merecido la pena la andadura. Es una primera idea certera. A ‘Obra Maestra’ se le pueden desdoblar ambos sentidos. ‘Flauta Man’ anda en lo punzante y obliga a ser escuchada hasta ser querida. Con todo, lo acabas amando.

wild-animals4. Wild Animals/ Basements: Music to Fight Hipocrisy:
Este año he tenido la suerte de ver desde muy cerca a Bullitt, pero no he tenido la misma con estas bestias salvajes. El debut ha sido la trampa. Un cepo para osos al que me lancé de cabeza tras escuchar ‘Avocado’. “Basements: Music to Fight Hipocrisy” bebe del punk como lo beben No More Lies y otros tantos compañeros de la casa. Sin tapujos, con las guitarras por delante, arrollando cual búfalo desbocado, dando protagonismo a los vocales cuando hace falta y a las melodías bien dirigidas. Lo bueno es que el álbum superó expectativas: ‘Logic Makes No Sense’ es de lo mejor que me haya echado en los oídos este año. Los he devorado tan salvajemente que a mi lado parecen gatitos.

please-wait3. Please Wait/ Look Around, See Inside:
Grita, chilla y pierde la voz si hace falta, que las cuerdas vocales ya se han ensanchando y hay que gastarlas. Recuerdo cuando ‘Please Take Me Home’ me ponía a 4.000  antes de salir a jugar un partido, y años después recupero esas sensaciones con un trío de Sant Feliu de Guíxols que es pura juventud. Please Wait rezuman una urgencia irónica y a la vez incontenible. La mejor prueba es “Look Around, See Inside”, su debut de 8 cortes en el que queman amplificador flirteando con melodías que las sientes. ‘Alf’s Swimming Pool’, por ejemplo, muestra toda esa incontinencia por fases, sintiendo y desfogando sin filtro. ‘Greetings’, por su parte, resuelve un disco abordado con un brío espeluznante. Y es que parecen los putos blink.

pavvla2. Pavvla/ Creatures:
Paula Jornet, la chica que enmudeció el ático de Sardenya, la joven que con su guitarra acústica, su voz y su sensibilidad, despertó un hormigueo en todos. Presentaba entonces “Creatures”, álbum debut de vocación folk pero con medio pie en la electrónica. ¿Como Daughter? Sí, como Daughter, pero también como Rossie Thomas, Julie Doiron o Jenny O. Toma tres nombres. Creatures podría definirlo como un álbum invernal y oscuro capaz de transmitir calidez y luminosidad al mismo tiempo. Como un microclima en la tundra, cómodamente habitable. Concluyo que ha sido un placer disfrutar de este disco. El mejor descubrimiento del año.

cala-vento1. Cala Vento/ Cala Vento:
Cojan los retazos de su portada, construyan la dama más bella y dejen seducirse por ella. En realidad ellos llevan bigote y pelo desaliñado, pero no importa. El debut de Cala Vento fue amor a primera vista, un trabajo que aúna pop y rock en melodías fogosas, letras que sangran de dolor, guitarras afiladas y batería sentenciadora. Y es que no hay segundas oportunidades. Joan y Aleix no se han andado con medias tintas en su primer larga duración con BCore, una marca de garantía y un sello inconfundible para estrenarse como Dios manda. Que sigan con el plan, que seguro que da para toda la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: