Los 25 mejores álbumes de 2013

20 Dic

Indiek2Como cada año, el equipo de indiecados se ha reunido para elaborar una lista con los álbumes más destacados del año. El resultado es producto de las votaciones de cada redactor y colaborador de nuestra página. En esta ocasión nos hemos ceñido al género indie y derivados de éste, dejando a un lado el ámbito de la electrónica que este año también nos ha brindado magníficos trabajos. Dicho esto, os presentamos nuestra selección. ¡Esperemos que os guste!

25. Wonderful Glorious/ Eels
24. Mala/ Devendra Banhart
23. We are the 21st century ambassadors of peace & magic/ Foxygen
22.Kveikur/ Sigur Ros
21. The Weight Of Your Live/ Editors

BN

20. Bored Nothing/ Bored Nothing:
Fergus Miller no ha necesitado más que una grabadora de cuatro pistas y toda su inspiración para crear su primer álbum. Bored Nothing es un proyecto casero y muy personal, un lugar donde el australiano ha decidido plasmar sus estados de ánimo en forma de melodías con aroma a música de los noventa. La honestidad y transparencia de su sonido es quizás el secreto de su éxito, el ingrediente que logra que empaticemos con sus historias. Por momentos hasta nos parece oír al gran Elliott Smith (Màrius Riba)

Blouse Imperium19. Imperium/ Blouse:
Si por alguna razón Imperium está entre los 25 mejores discos del año no es otra que por la autenticidad que presenta su sonido. La voz de Charlie Hilton sigue tan desfasada (y seductora) como siempre, pero esta vez la respalda una instrumentación algo distinta: guitarras y chelos. Como veníamos avanzando, la mezcla termina por resultar auténtica, y es que el largo adquiere un sonido antiguo, típico del rock de los 80, y a la vez moderno y actual. Un fichaje marca Captured Tracks que desde luego merece especial atención. (Màrius Riba)

YL

18. Wondrous Bughouse/ Youth Lagoon:
Este año Trevor Powers ha dado un puñetazo sobre la mesa y se ha plantado con un disco para soñar, imaginar y recrear. La portada ya es un avance de lo que podremos encontrar: fantasía y surrealismo por doquier. Se trata del hogar donde descansan y manifiestan las inquietudes de Powers, un mundo imaginario que en el fondo no es otro que el que habita en el interior de su cabeza. Allí sus pensamientos brotan en forma de melodías de ensueño, bucles hipnóticos y sonidos extraños y experimentales. Si algo está claro es que este trabajo transmite una infinidad de sensaciones que deambulan entre lo mágico y extraordinario; una obra que sin lugar a dudas supone un paso de gigante en la carrera musical de Youth Lagoon. (Màrius Riba)

Splashh17. Comfort/ Splashh:
La propuesta de rock psicodélico juvenil y despreocupado ya estaba bastante escuchada, pero el caso del debut de Splashh merece un punto y aparte. Se nota que son de California. La variedad de influencias musicales es uno de los aspectos más predominantes del disco, y es que a pesar de rebosar shoegazer por todos lados, ofrece numerosos e interesantes detalles estilísticos que dotan al trabajo de un carácter realmente arrollador. De la uno a la diez, fluye de maravilla. (Màrius Riba)

Yo La Tengo16. Fade/ Yo La Tengo:
Los cuatro años de parón les han sentado de perlas al trío de Nueva Jersey. “Fade” resume el lado más pausado de la carrera de Yo la Tengo y sin duda, el estilo de canciones como “Ohm” les siguen otorgando el título de una de las bandas más influyentes en los últimos 20 años del Noise/Dream Pop. Kaplan, McNew y Hubley siguen al pie del cañón y este décimo tercer álbum, en el que se alejan un poco más de la distorsión, les vuelve a traer muy buenas críticas. (Genís Pena)

National15. Trouble Will Find Me/ The National:
Tras la notable e incontestable acogida de High Violet (2010), el quinteto ha vuelto a reunir todos sus esfuerzos en un álbum que se acerca a su predecesor a la carrera. Matt Berninger repite fórmula aunque esta vez excediéndose un pelín más en el minutaje. Pese a ello, las trece canciones que conforman Trouble Will Find Me, que cuentan con colaboraciones de Sufjan Stevens, St. Vicent o Sharon Van Etten, vuelven a lucir por su melancolía omnipresente, consagrada, como no, por la talentosa y poderosa voz de barítono de Berninger. El quinto disco de The National puede expulsar de primeras al oyente casual, requiere escuchas sucesivas, tiempo y dedicación. Solo así uno puede descubrir todos los detalles que esconde. (Màrius Riba)

Daughter14. If You Leave/ Daughter:
El primer largo de los londinenses ha superado y con creces el listón establecido por sus anteriores EPs. If You Leave desborda una suavidad extraordinaria producto de la delicada voz de Elena Tonra. Así pues, el disco esconde perlas como “Youth” o “Human”, temas con los que además, el trío se luce en su mimado directo. 2013 ha sido su año y después de sus pequeños pasos han sabido dar el gran salto consolidándose como una de las bandas que mejor proyecta el lado íntimo del indie/rock. (Genís Pena)

Howlin13. Howlin/ Jagwar Ma:
Lo decíamos en nuestra reseña y lo seguimos diciendo ahora, Howlin es un disco en el que puedes encontrar canciones de todos los estilos sin que esto suponga una barrera. De entrada damos con una buena sesión de indie experimental que se perfila en la línea de los primeros Animal Collective, cuando al poco rato nos encontramos sumergidos en una placentera y veraniega psicodelia que mira de refilón a sus maestros compatriotas Tame Impala. Aunque pronto también nos sumimos en una electrónica densa y pletórica. Así va la cosa, surfeamos de pista en pista en un Howlin que no guarda orden ni equilibrio aparente, pero que sin embargo fluye espantosamente bien. (Màrius Riba)

AM

12. AM/ Arctic Monkeys:
Turner y compañía se han mantenido fieles al estilo de su “Suck It and See (2011)”, con el que antaño ya aparecieron en muchas listas de “the best of”. La fórmula les ha vuelto a salir redonda y el nuevo disco ha vuelto a llenar estadios y a consolidar nuevos himnos para la banda como “R U Mine” o el single “Do I Wanna Know”. Tienen el ego subidito (se consideran la mejor banda del momento), pero con ese nuevo triunfo poca gente está en la posición de discutírselo. Su obsesión por las caras B (la recién salida “You’re so Dark” y “2013”) complementan aún más la solidez de un  disco  que se sitúa como el  más maduro de su carrera. (Genís Pena)

Holy Fire11. Holy Fire/ Foals:
El grupo de Oxford se ha afianzado como una de las bandas de Indie/Math rock más influyentes de este 2013. Por una parte, el mérito se lo deben a su alocado directo, con un poseído Yannis Philippakis (vocalista, guitarrista y líder del grupo) que revoluciona a las masas sobre el escenario. La otra parte de culpa la tiene su Holy Fire, que contiene obras de arte como “Late Night”, “My Number” o “Inhaler”, canciones con vida propia construidas a partir de los hechizantes riffs de guitarra, combinados con la magnífica voz de Yannis. Muy atentos, también, a los videoclips del maestro Nabil (Bad Habit, Late Night). (Genís)

Monomania

10. Monomania/ Deerhunter:
El abanderado Bradford Cox no ha tardado ni dos años en presentar la continuación del magistral Halcyon Digest (2011), el álbum que supuso la cumbre estética y musical del grupo de Atlanta. El quinto trabajo de Deerhunter lo conforman doce canciones seleccionadas de doscientas escritas y compuestas por el mismo autor; un dato que refleja su creatividad insaciable y  obsesión por escribir constantemente. En Monomania aparecen y reaparecen nuevas ideas e influencias que lo alejan de su predecesor; un trabajo que el mismo Cox define de “garage nocturno”. Pese a sonar más sucio y pesado (a veces parece que Bradford cante con los morros pegados al micro) , el grupo sigue haciendo valía de su enorme talento creativo y compositivo, regalándonos joyas como “Sleepwalking” o “The Missing”. (Màrius Riba)

Repave9. Repave/ Volcano Choir:
Todo lo que toca Justin Vernon se convierte en oro. Si no teníamos suficiente con los últimos álbumes de Bon Iver, ahora vuelve a sorprendernos con el segundo álbum de Volcano Choir. La formación de Wisconsin guiada por el hiperactivo Vernon, nos regala unos temas muy en la línea de “Bon Iver, Bon Iver (2012)” como “Tiderays”, la canción que abre el disco, o “Keel”, y da un paso adelante con canciones más energéticas con estribillos potentes como “Byegone” y “Comrade”. Sin duda, el cantante y multi- intrumentista estadounidense sigue estando en muy buena forma. (Genís Pena)

Suuns

8. Images du Futur/ Suuns:
El segundo álbum de los canadienses es lo más parecido a un cuerpo sin alma a punto de apagarse. Images du Futur se desarrolla al borde del abismo, nos ofrece un recorrido por parajes desoladores y grises, atmósferas abstractas e inestables, lugares donde parece imposible encontrar una pizca de alegría. Su condición minimalista se asocia magistralmente con un decadente rock psicodélico que, en la mayoría de los casos, sucumbe a ritmos anestesiados y paranoicos. Aunque todo esto pueda parecer contradictorio y repulsivo, lo cierto es que las imágenes que se proyectan en este austero trabajo pueden llegar a ser fascinantes. (Màrius Riba)

Vampire Weekend7. Modern Vampires of the City/ Vampire Weekend:
La tercera parte de la trilogía discográfica de Vampire Weekend cierra un ciclo en el que hemos visto crecer a una de las bandas más influyentes de los últimos cinco años. Con Modern Vampires of the city los americanos firman un trabajo repleto de nuevos elementos que indican que con el tiempo los chicos de Chicago han madurado debidamente. La complejidad y profundidad de las letras  toman relieve a la inmediatez de las primeras “Cousins” o A Punk”, mientras que, al mismo tiempo, la instrumentación adopta un carácter más profundo añadiendo nuevos matices (como la oscuridad en “Hudson” o la sutilidad en “Hannah Hunt”). A pesar de todo, los americanos siguen sin perder de vista  los aires barrocos con los que iniciaron este viaje, un detalle que nos permite reconocerlos con rapidez y disfrutarlos sin contemplaciones. (Màrius Riba)

chvrches6. The Bones Of What you Believe/ Chvrches:
El debut Chvrches ha derivado en lo que muchos imaginábamos: una electrizante sesión de synth-pop. Los indicios fueron muy claros y directos desde el principio; “Lies” no engañaba, como tampoco lo hicieron los singles que presentaron a continuación. Con este primer trabajo, los de Glasgow han ido al grano y se han valido de dieciséis temas imparables para ganarse a la expectante masa popular. La intratable voz de Mayberry y los ritmos incombustibles creados a base de sintetizadores, visten a The Bones Of What you Believe de un sonido potente, adictivo y estimulante como la misma cafeína. (Màrius Riba)

Reflektor

5. Reflektor/ Arcade Fire:
Con semejante campaña de promoción era casi obligado que el cuarto disco de Arcade Fire superara cualquier tipo de expectativa. De algún modo así ha sido, pues los canadienses se han aventurado en adoptar una línea estilística algo distante a la de sus primeros trabajos; ritmos, texturas, incluso algunos elementos sonoros. Pese a ello, estos nuevos matices, fruto de la madurez que experimenta AF como conjunto, son igualmente enriquecedores y otorgan a Reflektor la misma fuerza y el mismo carácter épico de sus anteriores obras. (Màrius Riba)

Overgrown4. Overgrown/ James Blake:
El compositor londinense ha revolucionado la electrónica con su innovador Overgrown. Blake ha elaborado un cóctel con una voz al alcance de pocos y unos tempos lentos sorprendentemente reforzados por una potentísima base electrónica. La mezcla se sirve en copas como “Retrograde”, “DLM” o la canción que da nombre al disco, “Overgrown”. Con solo 25 años ha encontrado el punto medio entre la calma del “Pop” y la agresividad de la “Electrónica/experimental”. La fórmula cautiva a todo aquél que la pruebe y su alto puesto en la lista es una prueba de ello. (Genís Pena)

King Krule3. Six feet beneath the moon/ King Krule:
A sus 19 años, Archi Marshall, ese chaval pelirrojo y de tupé rockero , se ha estrenado con un álbum potente y completo  donde sigue la línea marcada por sus anteriores EP´s y singles.  A pesar de su juventud, King Krule rezuma una madurez y creatividad sorprendentes. Su música es una mezcla de pop, acid jazz, lo-fi y  rock clásico. Ahí cabe todo, pero lo que podría ser un caos, en sus manos se convierte en una auténtica gozada. De la voz puedes crearte la imagen del intérprete, es un juego de tu imaginación, pero cuando pones su nombre en la red y visualizas su aspecto, la sorpresa es mayúscula. Con todo, su debut deja entrever que estamos ante uno de los músicos que más dará que hablar en un futuro no muy lejano. (MBruce)

Apparat

2. Krieg und Frieden (Music for theatre)/ Apparat:
Sascha Ring es un artista de los pies a la cabeza. Si bien hace unos años el alemán se manejaba en los terrenos del techno y de la electrónica mejor que nadie, pero por lo visto eso ya forma parte del pasado porque este año se ha plantado con una obra totalmente distinta. Se trata de un álbum que responde a la representación teatral de la novela “Guerra y paz”, diez canciones que se presentan como piezas instrumentales con un tono fuertemente descriptivo. La electrónica del berlinés no se hace evidente, pues adopta un caràcter ambiental que la hace pasar desapercibida. Sin embargo, es ésta la que en realidad configura las bases desde esta maravillosa banda sonora. (Màrius Riba)

jh

1. Loud City Song/ Julia Holter:
En la tercera obra de Julia Holter la exquisitez melódica e instrumental llega a unos límites insospechados. Puede que el secreto de este bellísimo resultado resida en las entrañas de “Gigi”, musical francés –de la escritora francesa Colette- del cual se ha inspirado para dar salida a las preocupaciones que tiene de su ciudad natal, Los Ángeles. O tal vez sea porque es el primer disco que graba en un estudio profesional, por lo que los recursos le han permitido dar un paso más allá. Sea cual sea la razón, las atmósferas cinematográficas que se dibujan en esta hermosa creación y la sensibilidad que irradia la voz de Holter son abrumadoras. Un disco digno y merecedor de llevarse el número uno de nuestro top. (Màrius Riba)

Anuncios

3 comentarios to “Los 25 mejores álbumes de 2013”

  1. A diciembre 20, 2013 a 12:58 pm #

    Reblogueó esto en DDEMúsica.

  2. oriol5abuli diciembre 26, 2013 a 7:58 pm #

    Definitivamente nos habéis dado trabajo con algún álbum de los de la lista, más de uno coincide con nuestro criterio, si queréis podeis echar un vistazo a nuestra lista. Buen trabajo, sólo añadiría Woodkid i Bowie!

    • MRiba diciembre 28, 2013 a 12:07 am #

      Sí, demasiados discazos para un top tan pequeño… Este año hemos disfrutado muchísimo con estos álbumes!

      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: