Arcade Fire imaginan en “Reflektor” cómo serían los Arcade Fire haitianos

27 Oct

Arcade Fire1

El 29 de octubre, la formación norteamericana pondrá a la venta su cuarto álbum de estudio

El tránsito entre la vida y la muerte tiene disfraz de esqueleto enmascarado. Mientras, en las calles atestadas con figurines vestidos de excitación, el carnaval hunde el sudor humano entre el griterío y los contoneos de caderas. Dentro de un escenario tan caótico y apocalíptico, Orfeo se muestra incapaz para salvar a su amada Eurídice de las garras de un pretendiente con aliento a hiel; al tiempo que el sonido machacante de la alegría ajena no hace más que extremar la angustia del héroe. Una música apremiante de panderetas y comparsas a la que Arcade Fire suman sus versos sinfónicos y bilingües, en lo que es su cuarto álbum de estudio: Reflektor (el cual saldrá a la venta el próximo 29 de octubre).

Reflektor

El disco sigue en su estela la historia de Orfeo y Eurídice

Sumidos en la estética vintage del largometraje Orfeo negro (la cinta con que Marcel Camus se alzó con el Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa, en 1960), los autores del sorprendente e inspirador compacto The Suburbs (2010) se colocan una simbólica careta instrumental de sí mismos; todo con el fin de reinventar la épica rockera de su exitoso currículo, creado en el Canadá visionario del tercer milenio (al calor de las ascuas de una generación indie y underground que maquillaba sus esencias con brillos de psicodelia de diseño, orquestación de conservatorio posmoderno y folk de raíces urbanas). Aunque, en el caso de la banda comandada por Win Butler y Régine Chassange, los experimentos siempre fueran en pos de lograr una identificación distinguible y sincera, más allá de las etiquetas del éxito a cualquier precio a la que se acogieron algunos de sus colegas. Bajo estas premisas, los norteamericanos licuaron una savia procesal de gran calado, con la que compusieron himnos de la holgura vitriólica tan recordados como Neighborhood # 3 (Power Out) y A Year Without Light In The Backseat.

Arcade Fire Reflektor

En el primer corte, titulado “Reflektor”, colabora David Bowie

Odisea intercontinental

Mucho más cosmopolita en sus ingredientes que los anteriores trabajos de AF, se puede aseverar -sin ánimo a equivocarse demasiado- que la filosofía activa deReflektor nace de un viaje en doble sentido: tanto espiritual como físico. Con respecto a la primera de las perspectivas, las consecuencias se comienzan a observar desde los acordes letristas del tema que abre el CD, nominado como el disco. En él, la voz deButler adquiere ecos de resurrecciones pretendidas, a base de un monólogo penetrante y difuso, en el que presta su inconfundible timbre el irrepetible David Bowie. Barco de insinuaciones universales y anímicas, que extiende su sombra protectora a los otros doce cortes que completan la obra.

Ofreo Negro

Dentro de la narrativa del doble CD hay guiños a la película “Orfeo negro”, de Marcel Camus

En cuanto a la peregrinación física, ésta se produjo literalmente en la piel del estadounidense Butler y de la canadiense Régine Chassagne, cuando se embarcaron rumbo a los paisajes desoladores de Haití. Este otrora paraíso para millonarios -los cuales acudían a las playas con vacaciones pagadas a golpe de talonario- aún malvive entre la hambruna y el dolor poblacional, ambos causados por culpa del terremoto de2012. Allí, los trovadores del Nuevo Mundo hallaron los restos de un arte sonoro pleno de energía, cargado de emocionantes movimientos y envolventes cromatismos.

Arcade Fire Suburbs

En los oídos de Arcade Fire, aún suenan las buenas críticas por de “The Suburbs” (2010)

De esta manera, la cultura autóctona prendió herrumbe inspiradora en el interior creativo de la pareja: dúo atomizador de sensaciones autóctonas, que digirió convenientemente el alimento vivencial para verterlo este cancionero de luces reflectoras (espejo verbalizado, que sucumbe inevitablemente a la diversificación pletórica de las mareas que lo generan).

Arcade Fire Funeral

La variación de estilos es una obsesión continua en “Reflektor”

En esas aguas de pentagramas y notas, el grupo de Neon Bible se deja guiar por la labor productora y coreográfica del antiguo líder de LCD Soundsystem (James Murphy) y por el jamaicano Markus Dravs; lo que conlleva un acuerdo mutuo para dotar de cuerpo sincrético a un auténtico agujero negro, dentro del que AF intentan fingir que no son ellos mismos, sino un team con impostada denominación de origen, capaz de probar el riesgo del cambio.

Reflektor1

Este trabajo contiene algunos de los temas más bailables en la carrera del grupo

No obstante, ese deseo por alejarse de su background más conocido no quiere decir que Reflektor sea un disco que traicione el legado de los muchachos de We Used To Wait; es más, en cierta medida, enfatiza la profundidad auditiva de sus trabajos anteriores con sorpresas enriquecedoras. En esa línea de despiste bienintencionado y gratificante, bien pueden entenderse tracks como el que dibuja la más que adictivadance-song titulada Here Comes The Night (demoledor poema electrizante, en el que los rasguños de escalas y estilos superpuestos exhiben la grandeza de Butler y sus chicos). Un caldo de cultivo novedoso y atrayente al que se suman líricas igualmente sobresalientes, como la de la poética Supersymmetry o la surrealista Afterlife.

reflektor

Los medios de comunicación se hicieron eco de la campaña viral con la que AF publicitaron su cuarta obra

If You are looking for Hell/ Just look inside” (“Si estás buscando el Infierno/ sólo mira dentro“). Tales palabras -pertenecientes a una de las trovas de R– se convierten en un estribillo bastante válido para resumir el leitmotiv filosófico que activa la mente colectiva de Arcade Fire, y que presenta vasos conectores con el pensamiento de Kierkegaard, el pulso de Rodin y la angustia pasional de Orfeo y Eurídice. Semejantes coordenadas artísticas apuntalan los cimientos evolutivos de esta deslumbrante formación, la cual suele ofrecer soluciones imaginativas en cada uno de sus actos (en este sentido, se puede sacar a colación la campaña viral con la que publicitaron la aparición de su cuarto disco, y que consistió en la exhibición de determinados símbolos en algunas ciudades de Canadá y USA).

ArcadeFire

Con “Reflektor”, la banda de Win Butler y Régine Chassagne da un paso más allá en su evolución musical/ Photo Credits: Arcade Fire

*Artículo escrito por Kevinjesus20

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: