Reportaje: Arenal Sound 2013

6 Ago

Aparentemente, el Arenal Sound puede parecer un festival de música indie, pero que no os engañen porque esto no es exactamente así. En esta edición ha pasado algo similar al FIB de antaño, solo que el Guetta esta vez ha sido Aoki. El cebo para que una inmensa mayoría de personas se haya decantado a asistir al festival, entre otras cosas, también por la fiesta y la playa de Borriana. Se hacía evidente en conciertos de la talla de The Fratellis o The Drums (cabezas de cartel) donde la imagen del Desperados era bastante desoladora. Todo lo contrario que en Steve Aoki o The Zombie Kids (gran revelación del año pasado) donde no cabía ni un alfiler y se formaban gallineros cada dos por tres.

El camping Malvarrosa
Entrada Camping Malvarrosa

Este año, el camping Malvarrosa ganaba 100.000 m2 de espacio. A ello se sumaban dos salidas principales, más duchas, un servicio de autobús que te llevaba directamente al festival (para tratar de resolver la principal pega de estar alojado en Malvarrosa) y más lugares donde comer. Además, se puso a disposición una carpa expresa para acreditarse que evitaría las aglomeraciones descomunales que se vivieron el año pasado.
IMG_1799 - copiaControlar la basura que generan miles de personas encerradas en un mismo espacio es prácticamente misión imposible, pero cabe destacar que a falta de dos días (el sábado el camping era lo más parecido a un vertedero) estuvo bastante controlado. El personal, tanto de seguridad como de restauración, tirando a grotesco. Movidas al margen, se hacía evidente la falta de organización en muchos puestos.

La comida del camping Malvarrosa era bastante mala y, cara no, pero rozando el límite de un precio poco justo. Paradójicamente, saliendo del camping, a ochenta metros había un área de restauración llamada Me Sound, donde la relación calidad precio era extraordinaria. Me SoundAllí podías encontrar desde puestos especializados en arroces hasta paradas de pasta italiana de primera calidad. Y lo curioso de todo esto es que durante los primeros días de festival el sitio estaba casi vacío. Solo decir que allí el servicio fue siempre excelente, gente maja, con ganas de trabajar y que no dudaban en invitarte a probar su comida. Y encima, con una consumición podías recargar el móvil gratuitamente. Chapó.

Los famosos Policlean
Policlean MalvarrosaComo decíamos, el tema de los servicios es complejo cuando se trata de un acontecimiento de tales dimensiones. Los famosos Policlean, fueron para mucha gente, la última opción para hacer sus necesidades. Aunque se esforzaron en mantenerlos limpios, al poco de desinfectarlos adquirían un olor de putrefacción y producto químico realmente desagradable. Casi nunca había papel higiénico y la mayoría de las veces, estaba sucio, tanto por dentro como por fuera, sin iluminación (por la noche ya te las podías ingeniar) y sin grifo. Puntualmente, llegaban ráfagas de este olor por todo el camping, sobre todo cuando uno andaba cerca de ellos. Esta situación llevó a muchos acampados a usar los servicios de los restaurantes más cercanos y los wc del área Me Sound, que estaban mucho más limpios y disponían de grifos y espejos particulares para cada servicio (aunque casi nunca había papel)

El ambiente y charanga en Malvarrosa
Quien vea el cartel de esta edición y nunca haya ido al festival, lo más seguro es que piense que habrá bastantes extranjeros, gente alternativa, que le gusta la música indie (en menor o mayor grado) y que van básicamente a disfrutar de la música. Error. Al menos, en el camping Malvarrosa, mucha gente desconocía la mayoría de los grupos. Predominaba un estilo que poco se correspondía con el cartel, más propio de fans de Steve Aoki que de Editors, y como es normal en este tipo de festivales, más de un listillo con ganas de buscar jaleo. También, a diferencia de otras ediciones, se podía palpar un público veinteañero y totalmente español.Charanga en el camping Malvarrosa Al margen de estilos, uno de los detalles más positivos tuvo lugar el domingo por la tarde, cuando tres chicos se lanzaron con una trompeta y un bombo a tocar por todo el camping. Al rato le seguiría una multitud que bailaría alrededor de la Charanga, creando un clima de festividad e invitando al resto de gente a hacerlo, como si de unas fiestas de pueblo se trataran.

Los conciertos
Aoki arenal
La primera jornada del Arenal Sound se vio marcada por la aparición del que se ha convertido en una referencia en la electrónica internacional. Steve Aoki llegaría a las tres de la noche para dar comienzo una sesión que reunió a miles de personas desatadas por la locura en el escenario Desperados. Tal fue la aglomeración y la excitación que en un momento dado tuvieron que desalojar cerca de treinta personas que se encontraban en primera fila. Cada remix del asiático era festejado con excitación, a veces hasta tal punto de crear auténticos gallineros. Como suele hacer Aoki en cada sesión, en la parte final del concierto sacó una colchoneta y la arrojó al público con claras intenciones de saltar encima ella, pero en esa ocasión le fue imposible.

The Kooks Arenal Sound 2013No tuvimos la oportunidad de asistir a todos los conciertos del festival, pero por lo que pudimos ver el de The Kooks fue uno de los más celebrados. Luke Pitchard es muy bueno y lo volvió a demostrar encima del Desperados y de su tarima particular, desplegando una actuación donde lo dio absolutamente todo. Llegó activar a la gente con sus temas más míticos como “Sofa Song” o “She moves in her own” y emocionarla con “Seaside” en el transcurso final del concierto. La dinámica fue bastante buena, ya que supieron combinar temas de los tres álbumes con acierto, empezando por uno de los hits más populares, “Shine On” y concluyendo el show con “Naive”.

The DrumsCon The Drums en cambio no podemos decir lo mismo. Sabíamos que los neoyorquinos en directo no sonaban tan bien como en estudio. Desde el minuto cero desarrollaron un sonido algo irregular que para nada se vio reforzado con la voz de Jonathan Pierce. Cierto es que su música no invita a la euforia, pero en general, hay que decir que fue un concierto descafeinado y perturbado por el exceso de humos en el escenario. El detalle lo tuvieron con “Let’s Go Surfing”, tema que no suelen tocar en directo porque, según han dicho en más de una entrevista, no refleja su esencia musical.
Más tarde, en el mismo Desperados llegaría el dúo italiano The Bloody Beetrots, donde muy pronto los enmascarados sembrarían el éxtasis con su potente electrónica que apenas daría tregua durante la hora y cuarto de concierto. Excelente batería y mejor puesta en escena que logró enloquecer a casi todos los que estábamos allí presentes.

The FratellisThe Fratellis sería otro de los puntos fuertes del festival. Su directo fue muy fiel a cómo suenan en estudio, una voz equilibrada y potente, que en ningún momento llegaría a ser estridente. Ofrecieron un buen recital de “Costello Music”, álbum que en su momento marcó un casi inmejorable debut de los escoceses. “Falthead”, “Henrietta” o “Chelsea Dagger” fueron los temas más celebrados del concierto.

El directo de Kakkmaddafakka fue tal vez uno de los mejores. No pararon. Positivos, extremadamente enérgicos y viviendo cada acorde que salía de sus instrumentos. Encima del Desperados, los noruegos, especialmente Axel Vindenes y Stian Sævig (vocalistas), eran dos torbellinos que corrían arriba y abajo, de rodillas por el suelo y alborotando sus rubias melenas de una lado para otro. A muchos, nos hizo descubrir el potencial que tienen como banda, cuando tocaron los temas de su nuevo disco, ”Six Months a long time”. Una gozada.

IMG_1832 - copiaLlegarían las 4:30 y, como en la anterior edición, The Zombie Kids lo petarían. Minuto uno y “Face” ya desataba bailes a rienda suelta. La suya fue una actuación donde hubo feeling con el público desde el primer momento. Oleadas de gente llegaban al escenario Desperados que, por segunda vez, se abarrotaba casi al completo. Balones hinchables, confetis y fuegos artificiales hicieron de este concierto un auténtico show. La famosa “We are the Champions” se pronunció a modo de despedida y serviría para concluir una edición en la que se ha superado cualquier tipo de expectativa. Ahora solo habrá que esperar como responden los “sounders” el año que viene. ¿Peor, igual o mejor? tiene pinta de que esto no ha hecho nada más que empezar…

Anuncios

3 comentarios to “Reportaje: Arenal Sound 2013”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Escucha el nuevo single de Fratellis, “Seven Night Seven Days” | Indiek2's Blog - septiembre 6, 2013

    […] verlos tocar en el Arenal Sound y preguntarnos porqué esperaría tanto tiempo en volver a hacer un segundo “Costello Music”. […]

  2. Crítica “Six months is a long time”, el nuevo disco de Kakkmaddafakka | Indiek2's Blog - septiembre 8, 2013

    […] hablar de que Kakkmaddafakka eran unas bestias encima del escenario. En esta última edición del Arenal Sound pudimos comprobar que así era, seis músicos enérgicos y por momentos, alocados, que disfrutaban […]

  3. Kakkmaddafakka añaden segunda fecha en Barcelona y presentan nuevo videoclip | Indiek2's Blog - octubre 4, 2013

    […] su notable actuación en el Arenal Sound de esta edición, Kakkmaddafakka volverán a estar de gira por España presentando “Six Month is […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: