¡The Wombats y a bailar!

22 May

Sábado, 21 mayo, Sala Apolo de Barcelona.

No sé si fue la ilusión de verlos después de tanto tiempo o si se trataba de una situación dónde Morning Parade había sembrado el éxtasis entre los fans. Pero lo cierto es que con el ambiente que se generó en Apolo ya se preveía que sería una noche especial. El recinto estaba bastante lleno, aunque no excesivamente. Sin muchas complicaciones se podía llegar a la zona más cercana del escenario.

Después de casi media hora de espera aparecieron Mattew y compañía. Directos al grano. El primer tema de la noche: “Our perfect disease” (primera canción de su nuevo álbum). Como ya era de esperar, los míticos temas del primer disco no tardarían en sonar. “Kill the director” fue la siguiente. Tan enérgica y contagiosa como siempre, fue una de las más aclamadas. Hay que decir que tuvieron una puesta en escena buenísima. Son uno de esos grupos que cuando los ves cantar en directo te parecen mejores todavía. Como siempre, la voz de Mattew al nivel, entonando que daba gusto.

A continuación, sorprendieron con “Party in a forest”, tema que nadie esperaba, ya que tan solo habían presentado una canción del nuevo “This Modern Glitch”.

“Jump into the fog”, “1996”, “Schumacher the champagne” o “Tokyo (Vampires & Wolves)” fueron algunos de los temas que tocaron de este último trabajo. Además, los ingleses obsequiaron al público un “Techno Fan” memorable por su puesta en escena.

Durante el transcurso del espectáculo, los de Liverpool combinaron canciones de ambos trabajos. Para algunos, la sorpresa fue “How I miss Sally Brey”, canción no incluida en ningún disco.

Habían pasado casi 45 minutos y los cantantes ya habían cumplido con las expectativas. “Patricia the stripper”, “My first Wedding”, “Backfire at the disco”, “Here come’s the anxiety” e incluso “Moving to New York”. No se quedaron cortos.

Al poco rato dejaron los micros y las guitarras para abandonar el escenario, pero… después de 5 minutos de incógnito y en medio de la oscuridad sonaron unos violines que evidenciaban “Anti D”, esa canción que a tantos ha enamorado.

Cuando ya se veía que la cosa iba a terminar, la gente reclamó uno de los temas que más furor ha causado en estos últimos años. “Joy divsion!”, “Joy división!”. La Sala Apolo estaba volcada y dispuesta a darlo todo por este último tema. Y así fue. Qué mejor forma de despedir un concierto tan estelar. “Let’s dance to joy división” y la sala patas arriba.

Así concluyó una de las noches más mágicas del año. The Wombats han vuelto a dejar huella en Barcelona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: